lunes, 22 de abril de 2013

La leyenda del maíz

Los antiguos aztecas, tenían un dios llamado Quetzalcóatl (Serpiente emplumada), pero antes de que éste llegara, no conocían el maíz. Se alimentaban con raíces y los animales que cazaban. El maíz se escondía tras las montañas. Pidieron a los dioses que separaran las montañas con su colosal fuerza, pero no lo consiguieron. Entonces fueron a Quetzalcóatl y este les prometió que les llevaría el maíz. En vez de separar las montañas, el poderoso dios, se transformó en hormiga negra, y acompañado de una hormiga roja atravesó las montañas. Tras muchas penurias y esfuerzo, consiguió llegar al maíz. Tomó un grano y lo llevo de vuelta a los aztecas. Estos sembraron el grano y a partir de entonces aumentaron su riqueza, se volvieron más fuertes y crearon ciudades y prosperidad. Quetzalcóatl fue venerado por los aztecas como el dios amigo de los hombres, el dios que les trajo el maíz.








jueves, 12 de julio de 2012

|||°°° LEYENDA DE TOCHTLI EL CONEJO DE LA LUNA

Una antigua leyenda maya intenta explicar el porqué de esa forma animal que se adivina de noche si miramos hacia el astro nocturno. Las sombras de los cráteres en la escarpada superficie lunar, según los precolombinos, simulan un conejo en movimiento, saltando.

La vieja leyenda dice:

Quetzalcóatl, el dios grande y bueno, se fue a viajar una vez por el mundo en figura de hombre. Como había caminado todo un día, a la caída de la tarde se sintió fatigado y con hambre. Pero todavía siguió caminando, hasta que las estrellas comenzaron a brillar y la luna se asomó a la ventana de los cielos. Entonces se sentó a la orilla del camino, y estaba allí descansando, cuando vio a un conejito que había salido a cenar.



-¿Qué estás comiendo?, -le preguntó.
-Estoy comiendo zacate. ¿Quieres un poco?
-Gracias, pero yo no como zacate.



                                                 


                                                ¿Qué vas a hacer entonces?
                                        Morirme tal vez de hambre y sed.


                                              
                                              



El conejito se acercó a Quetzalcóatl y le dijo:  
-Mira, yo no soy más que un conejito, 
pero si tienes hambre, cómeme, estoy aquí.
Entonces el dios acarició al conejito y le dijo:





- Tú no serás más que un conejito, pero todo el mundo, para siempre, se ha de acordar de ti.
Y lo levantó alto, muy alto, hasta la luna, donde quedó estampada la figura del conejo. Después el dios lo bajó a la tierra y le dijo:
-Ahí tienes tu retrato en luz, para todos los hombres y para todos los tiempos.



~ Leyenda del Popocatépetl ~ Iztaccihuatl ~







El Popocatépetl, es un volcán de 5.452 metros y es la segunda montaña más alta de Méjico, que se encuentra en la frontera entre los estados de México, Morelos y Puebla, en la cordillera Neovolcánica o sierra Volcánica Transversal. Su cráter tiene unos 500 m de diámetro, y entre 250 y 300 m de profundidad. Cuenta con una pequeña boca interna y abundantes depósitos de azufre y ácido sulfúrico. Se formó sobre un volcán más antiguo llamado Nexpayantla. 

Como en toda región, toda cultura, toda civilización, se tejen leyendas y la del Popocatépetl nos narra un hecho ocurrido en el tiempo en que los aztecas poblaban el valle de México, y dominaban a los pueblos vecinos, a los cuales mantenían oprimidos con el pago de grandes tributos. Por este motivo se inició una guerra entre los aztecas y los tlaxcaltecas, ya que estos últimos, cansados decidieron liberarse de tal opresión.

La hija del cacique tlaxcalteca, llamada Iztaccíhuatl, estaba enamorada de uno de los jóvenes guerreros de su padre. Era tan grande su amor, que el joven pidió la mano de la princesa antes de partir a la guerra, para que en el caso de regresar victorioso, pudiera de inmediato casarse con ella. El cacique aceptó y concedió la mano de su hija, para cuando regresara Popocatépetl, que este era el nombre del valiente joven, y se celebraría la boda. Así pues, partió Popocatépetl hacia la guerra con hombres y armas, para luchar por la libertad de su pueblo contra los aztecas.

Después de cierto tiempo, otro joven, que también estaba enamorado de la princesa Iztaccíhuatl, y que regresó al pueblo antes de terminar la guerra, le informó falsamente al cacique que Popocatépetl había muerto en batalla. La princesa escuchó esta conversación, y a partir de entonces, lloraba amargamente la muerte de su amado, hasta que al poco tiempo, murió por la tristeza que no pudo superar

Al terminar la guerra, tal como lo había prometido, Popocatépetl regresó triunfante solo para enterarse de la reciente muerte de su amada. Ya no tenían sentido las promesas del cacique, pues el principal motivo de su lucha había desaparecido. Decidió honrar a su amada haciendo una tumba muy particular: veinte mil hombres construyeron un gran cerro frente al sol, para que permaneciera en la memoria de las siguientes generaciones, a donde él mismo llevó el cuerpo sin vida para depositarlo en la cima. Le dio un beso y con una antorcha en la mano, se arrodilló junto a ella, velando su sueño eterno. La nieve cubrió sus cuerpos y así, con el paso del tiempo, se convirtieron en los volcanes que ahora podemos apreciar desde la ciudad de Puebla. Así permanecen eternamente los enamorados, y de vez en cuando, Popocatépetl, al recordar el amor de Iztaccíhuatl, hace temblar la tierra y su antorcha revive el fuego de su corazón, cuyo humo de tristeza brota y puede verse desde muy lejos.

A partir de entonces, y hasta poco antes de la llegada de los españoles, las doncellas muertas de amores desdichados fueron enterradas en las faldas del volcán Iztaccíhuatl.

El hombre que por cobardía decidió reportar a Popocatépetl como caído en batalla, no pudo soportar el cargo de conciencia por haber desatado tan terrible tragedia, y tomó camino fuera de su pueblo, para morir solo y desorientado. Su cuerpo fue también cubierto por la nieve, convirtiéndose con el tiempo en volcán para permanecer siempre observando a quienes quiso separar, convirtiéndose en el volcán Citlaltépetl, que significa “Cerro de la Estrella” y que hoy se conoce como el Pico de Orizaba.

miércoles, 11 de julio de 2012

||||°°° Historia de vida.... Mictlantecuhtli




Para los que me han seguido en Facebook este fue el primer post que puse y hoy es de nuevo el primero para comenzar este blog ...

Bienvenidos a este breve recorrido por la historia cultural de nuestro México con este vídeo quiero recibirlos en este rincón de tradiciones y cultura... espero que sea de su agrado y contar con su apoyo y difusión para poder mantenerlo activo..


video

Tuve la fortuna  de poder grabar esto en el zócalo 
capitalino .